MANTEQUILLA DE MANGO RAZONES PARA EMPEZARLA A USAR EN SU PIEL Y CABELLO 16 agosto, 2019 – Publicado en: Sin categoría

Crear este ingrediente para uso cosmético significa una oportunidad de desarrollar el trabajo con nuestra cadena productiva, comprometida a la siembra, la producción, la trasformación y la disposición, en esta disposición nosotros participamos; recibimos este material, lo limpiamos desinfectamos y lo convertimos en producto para la belleza y la salud.

Las mantequillas con las que probablemente están más familiarizados son la manteca de karité y la manteca de cacao, pero su perfil de ácidos grasos difiere ligeramente porque tiene un mayor nivel de antioxidantes; sus composiciones incluyen ácido palmítico, ácido araquídico, ácido linoleico, ácido oleico y ácido esteárico. Es por eso que es tan eficaz para la curación y mejorar la apariencia de su piel y el cabello.

USOS DE LA MANTEQUILLA DE MANGO

Como materia prima para la elaboración de cosméticos, la manteca de mango es útil usándola en jabones, lociones y cremas de masaje.

La manteca de mango es color blanquecino a amarillo pálido. Su textura es sólida a temperatura ambiente, semidura, suave, lisa y cremosa. Es fácil de aplicar y se absorbe fácilmente por la piel. Se ha comprobado que sirven para acondicionar la piel y recuperar su textura para cicatrices y heridas, Estrías, Erupciones cutáneas, Pelo seco o dañado.

USOS CAPILAR

La manteca de mango se utiliza en la elaboración de jabones y mascarillas capilares. Si se va a utilizar manteca de mango para el pelo, es interesante saber que ayuda a prevenir la formación de puntas abiertas y aporta brillo y vitalidad al cuero cabelludo. Además, resulta muy eficaz en tratamientos para el cabello, ya que refuerza su cutícula e hidrata los cabellos secos o dañados.

Al fortalecer la cutícula del cabello aporta brillo y luminosidad.

Nutriente y emoliente, repara y suaviza la fibra capilar.

Es un excelente acondicionador para el pelo ya que se absorbe rápidamente.

Previene y elimina la desescamación o caspa del cuero cabelludo.

USO EN PIEL

Mantiene la hidratación de la piel. Restituye nuevamente el grado de humedad y luminosidad que el cutis ha perdido con el tiempo debido a los por agentes externos (sol, frío …) o por la edad.

Reduce la apariencia de líneas finas y arrugas. Protege la piel de los signos de envejecimiento prematuro y ayudar a retardar la degeneración de las células de la piel.

Puede ayudar a prevenir la cicatrización profunda y las estrías.

Es calmante y relajante, ya que ayuda a la piel a restaurar su composición lipídica y rehidratarse después de la exposición a agresiones externas (frío, sol …).

Para tratar las quemaduras solares es excelente.

Ayuda a proteger la piel del clima y la radiación UV.

Facilita el proceso de eliminación de toxinas, suciedad y otras impurezas de la piel.

Reduce la inflamación de la piel y puede ayudar en el tratamiento de varias enfermedades como el acné, la dermatitis, el eczema y la psoriasis.

Su alta capacidad antioxidante puede ayudar a curación de cicatrices, como el acné e incluso las manchas de la edad.

Alivia eficazmente las alergias de la piel y la picazón de las picaduras de insectos.

Para todo tipo de piel pues no es comedogénica (no obstruirá los poros ni agravará la piel propensa al acné).

La piel adquiere una imagen mucho más sana, manejable y flexible a la vista y al tacto. Además, recupera su brillo natural. Se utiliza principalmente: